Saltear al contenido principal

¿Cuánto cobra una inmobiliaria?

Cuando quieres poner en venta un inmueble, bien antes o después te surge la duda de si hacerlo por tú cuenta o delegar este trabajo en una agencia inmobiliaria.

Cada caso es distinto, hay propietarios que no es la primera vez que se enfrentan a la venta de una vivienda y otros que sí, algunos tienen que vender una vivienda heredada entre varios herederos, en algunos casos no se vive en la misma localidad de la vivienda que se pretende vender, o bien no se tiene tiempo para atender llamadas y visitas, incluso a veces no se confía en que el propietario pueda ser el más indicado para negociar un acuerdo de compraventa de la que es su casa, o puede ser que no haya acuerdo entre propietarios si es una herencia y son muchos los implicados… Pero en todos los casos, siempre la duda es común, cuando llega el momento de elegir un agente inmobiliario, a todos en un momento u otro nos ronda la pregunta: ¿Cuánto cobra una inmobiliaria?

¿Cuánto cobra una agencia inmobiliaria?

En España, una agencia inmobiliaria cobra una comisión o honorarios de venta comprendidos entre un 3% y un 9% del precio de venta, habitualmente con un mínimo no inferior a 3.000€. No obstante, hay diferentes formas de repercutir ese coste. Algunas inmobiliarias decidirán cobrar sólo al vendedor, otras cobrarán al vendedor y comprador, y algunas sólo cobran al comprador. Cualquiera de esas tres fórmulas puede ser lícita si se informa al cliente, en tiempo y en forma, del servicio a desarrollar y del coste repercutido.

¿Qué ofrece una agencia inmobiliaria?

Por tanto, el vendedor debe asegurarse de lo siguiente antes de contratar a una agencia inmobiliaria:

¿Qué hace la agencia? Esta es la primera pregunta que se hace un cliente. Un vendedor debe asegurarse de la calidad y cantidad de servicios que le va a ofrecer la agencia, debe consultar la reputación de la misma, para ello, suele resultar muy interesante chequear las opiniones de otros clientes en las reseñas de Google, por ejemplo. También, cualquier cliente debe informarse sobre la inmobiliaria lo mejor posible e ir a conocer la oficina y al equipo profesional de la empresa en persona, ya que vas a confiar la venta de tu vivienda a ese equipo, y por tanto, a firmar un encargo de venta. Esto es lo primero siempre: qué puedes hacer por mí y después hablamos de precio.

¿Cuánto pagaré yo como vendedor a la inmobiliaria?

¿Cuánto y a quién le cobra la agencia? No tiene sentido decirle a un agente inmobiliario: “yo quiero 250.000 por mi casa, lo que tu cobres me da igual”. Una vivienda se venderá o no si su precio está en mercado. Y el precio de mercado lo paga el comprador, que de entrada ya tiene que asumir una carga de gastos por la compra importante, cercana al 10% o incluso superior dependiendo de cada Comunidad Autónoma. Si además ese comprador tiene que asumir un 9% de comisión de la inmobiliaria seguramente ya no le parecerá que la casa esté en precio y buscará otras opciones.

Principalmente por este motivo es importante que tú como vendedor sepas qué te cobra la agencia, no porque una agencia cobre menos al vendedor va a ser más recomendable o menos, si después también cobra al comprador. Para que nos entendamos, una inmobiliaria tradicional, es decir, de ‘toda la vida’, a las que normalmente estamos acostumbrados, lo que viene haciendo es, si una vivienda cuesta, por ejemplo, 200.000 euros y le sumas, en el mejor de los casos, un 3% de comisión al vendedor (habitualmente suelen cobrar entre el 4% o 6%, depende de la negociación personal de cada uno) y un 3% o 4% al comprador, esta misma casa tendrá un coste para el comprador de 212.000€ más gastos de compraventa.

Por otro lado, si una agencia cobra únicamente al vendedor por ejemplo un 4%, el coste de esa casa para el comprador será de 208.000€. En cambio, si confías tu vivienda a una inmobiliaria de tarifa plana, como La Botica Inmobiliaria, los honorarios no se rigen por un porcentaje sobre el precio de la venta de casa, sino por una tarifa plana desde 1.650€ + IVA, por lo que, bien por una u otra parte (comprador o vendedor) saldréis ganando, y podréis ahorrar miles de euros en comisiones.

¿Necesitas más para confiar en una inmobiliaria de tarifa plana?

Un vendedor contrata a un agente para que le ayude a vender su casa, esperando que su agente le consiga el máximo precio, le evite problemas y molestias. Esto requiere un compromiso, un deber de privacidad y confianza. Si aún te quedan dudas sobre en qué inmobiliaria confiar la venta te invitamos a comparar los tipos de inmobiliaria que ofrece el mercado actualmente y a decidir por ti mismo, haz click aquí y descúbrelos.

Una Inmobiliaria Diferente

La botica inmobiliaria surge como un proyecto distinto. Sin porcentajes ni comisiones, ofrecemos una tarifa plana desde el primer momento y sólo pagas si la operación se hace con éxito

Vender
Comprar
Volver arriba

    Tu Nombre

    Tu Teléfono

    Tu E-Mail

    Tu Ciudad

    Marcando esta casilla declaras conocer y aceptar nuestra política de privacidad
    Marcando esta casilla declaras que podemos ponernos en contacto contigo para gestiones comerciales de tu interés