Saltear al contenido principal

Housesitting: ¿vivienda gratis a cambio de cuidarla?

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y puede que ya estés organizando qué hacer, a qué ciudad ir, con quién, etcétera. Antes de empezar a organizarte y según el tipo de viaje que sea deberás tomar unas decisiones u otras. Si vas a estar fuera durante un periodo largo de tiempo, puede que quieras alquilar tu casa, pero si quieres vivir una experiencia diferente en un país extranjero, hablaríamos del housesitting o vivienda gratis a cambio de cuidarla. Housesitting: ¿vivienda gratis a cambio de cuidarla? Te explicamos en que consiste.

¿Qué es el housesitting?

Este término es anglosajón y traducido al español sería algo así como “cuidar casas” o más concretamente “cuidador de casas”. Es un intercambio con beneficio mutuo de hospitalidad y solidaridad.

Consiste en que una persona cuida o se hace cargo de una vivienda a cambio de alojarse en ella. Es decir, los dueños de la casa se van de vacaciones y te dejan a ti al mando de su casa, sus pertenencias y en algunos casos también a las mascotas.

Para ambas partes es bueno porque, por un lado, el propietario puede deja su hogar en manos de otra persona (no estando desocupada por largo tiempo), y por otro lado, el cuidador que se responsabiliza de la vivienda se hospeda de forma gratuita, pudiendo ahorrar un gasto importante del viaje, el alojamiento.

¿Qué tienes que hacer?

Las tareas varían según lo que solicite el propietario. Hay quienes únicamente buscan que se ocupen de la casa, que la limpien o vigilen. Otras que tienen mascotas solicitan que se cuide de ellas. Respecto a la vivienda, debes de ocuparte como si fuera tu propia casa: mantenerla limpia y cuidada. La estancia en la vivienda puede variar, puede ir desde unos días hasta unos meses.

¿Cómo funciona?

La acción de realizar Housesitting es gratuita, pero para hacerlo tienes que pagar a las páginas webs que se dedican a que este intercambio sea factible. Tienes que registrarte y pagar una tasa, la cual puede ir entre los 20€ a 90€ al año. En la web que elijas podrás informarte de todo al detalle.

Una vez dado de alta en la plataforma, tienes que hacerte un perfil con tus datos.

  • Añadir una foto de perfil real. Las fotos con mascotas suelen ser las favoritas.
  • Datos que sean significativos: aficiones para que puedan conocerte mejor y llegar a empatizar.
  • Por qué quieres cuidar la casa. Tienes que convencer al propietario para que te elija a ti, quizá porque quieres conocer la localidad o porque tienes mascotas.
  • La experiencia es un valor añadido. Menciona otras experiencias que aporten más.

El Housesitting es un trabajo voluntario, no te pagarán por ello. Es una manera de vivir una experiencia local en un país diferente y por supuesto, es una forma de ahorrar al viajar.  Esta práctica es muy habitual en países como Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, Inglaterra y en algunos países europeos. Sirve, entre otras cosas, para conocer diferentes culturas y costumbres. Y por supuesto, para ahorrar a la vez que viajas.

Una Inmobiliaria Diferente

La botica inmobiliaria surge como un proyecto distinto. Sin porcentajes ni comisiones, ofrecemos una tarifa plana desde el primer momento y sólo pagas si la operación se hace con éxito

Vender
Comprar
Volver arriba

    Tu Nombre

    Tu Teléfono

    Tu E-Mail

    Tu Ciudad

    Marcando esta casilla declaras conocer y aceptar nuestra política de privacidad
    Marcando esta casilla declaras que podemos ponernos en contacto contigo para gestiones comerciales de tu interés