facebook

DÍA DEL BOLÍGRAFO: 12 CURIOSIDADES QUE TE DEJARÁN BOQUIABIERTO

Mira a tu alrededor un momento. Debes de estar rodeado de al menos dos biromes en tu trabajo o en tu casa. La invención de este producto que revolucionó la sociedad se debe al húngaro y posteriormente nacionalizado argentino László József Bíró (conocido como Ladislao José Biro). ¿Cómo se le ocurrió tal idea tan revolucionaria para su época?

Biro cambió por completo la forma de escribir. Lo curioso es que, más de 100 años después de su invento, aún hoy en muchos países se sigue llamando birome a lo que, en España conocemos por bolígrafo.

¿Sabes por qué se llama birome? De la mezcla del apellido de su inventor, Biro, junto a la de su socio, Meyne.

Ladislao José Biro, realizó a lo largo de su vida otros 30 productos, de profesión periodista, trabajó junto a su hermano químico para desarrollar un nuevo tipo de pluma que en vez de punta metálica tuviera una pequeña bola. Debido a su profesión y a que se cansó de los problemas que le ocasionaba la pluma tradicional, especialmente porque era zurdo y es común que en estos casos se atasque, necesitaba algo mucho más útil y de secado rápido para escribir a mano.

En 1938 patentó su invento en Hungría y no fue hasta que llegó a Argentina en 1940 escapando de la Segunda Guerra Mundial cuando lo empezó a comercializar.

Ese mismo año, en 1940, fundó junto a su socio, la compañía Biro Meyne Biro,a través de la cual puso en marcha el perfeccionamiento de su invento en una fábrica con 40 operarios, y con un escaso presupuesto, logró mejorar su invento realizando una nueva patente el 10 de junio de 1943, en Buenos Aires.

Lo revolucionario de su invento, aunque hoy nos pueda resultar algo muy común, fue que siempre estaban cargados de tinta (a diferencia de la pluma), y que se secaba muchísimo más rápido. Además, su tinta era indeleble.

Su producto salió al mercado con el nombre de birome (acrónimo de Biro y Meyne), y con un precio que rondaba los 80 y 100 dólares cada uno. En sus inicios, los libreros creían que estos “lápices a tinta” debían servir solo como juguetes para los niños. En cambio, su inventor, aseguró firmemente antes de fallecer que su “juguete” generó unos 36 millones de dólares en Argentina, “dinero que el país ganó vendiendo productos no de la tierra sino del cerebro”.

A día de hoy encontramos bolígrafos con decenas de colores diferentes, con distintos grosores, distintas puntas y distintos tipos de base. Con base de aceite (la más usada), con base de gel (mayor fluidez y brillo), etcétera.

A día de hoy uno de los bolígrafos más vendidos en todo el mundo es el BIC. En su historia, como hitos, destaca en el año 1961, cuando ve la luz su mítico logotipo, el cual hace referencia a la punta esférica del invento de Ladislao José Biro. O la década de los 70, cuando se lanzan al mercado los mecheros y cuchillas de afeitar BIC con un éxito rotundo.

Bic naranja escribe fino, Bic cristal escribe normal… ¿Quién no recuerda este anuncio? Una generación entera cantó el himno de BIC. Sin duda, BIC fue un referente en creatividad publicitaria, rompedor y original, ofrecían un gran recuerdo de la marca. 

12 curiosidades sobre bolígrafos que te dejaran boquiabierto

  1. La marca BIC traspasó en el año 2015 la cifra de los 100 millones de unidades de bolígrafos vendidos.
  2. La tinta del bolígrafo BIC permitía trazar una línea nada menos que de 2 km de longitud. ¿Sabrías decir cuántas cartas se podrían escribir con esta tinta? Te lo contamos más abajo.
  3. Fueron 32 los inventos creados por Ladislao. El bolígrafo fue su estrella, pero de su cabeza salieron otros inventos como  el sistema electromagnético del tren bala, la máquina de lavar ropa, un termógrafo clínico o una cerradura inviolable.
  4. En sus primeros años el bolígrafo estaba considerado como utensilio de lujo, se lanzó al mercado por 100 dólares y era considerado como un juguete.
  5. A día de hoy, el bolígrafo es la estrella de los regalos corporativos, muchas empresas utilizan bolígrafos como propaganda para personalizar su marca.
  6. ¿Sabes por qué el tubo de tinta de un bolígrafo BIC nunca está lleno? Para que puedas darle una vuelta y resolver esté porqué, te lo contamos más abajo. Mientras, te podemos contar que la tinta de un bolígrafo BIC permitiría escribir a mano 232 cartas en tamaño A4, ¿cómo te quedas?
  7. ¿Te has fijado que el bolígrafo BIC tiene un agujero en la tapa? Su razón es bien sencilla: se empezó a aplicar en el año 1991 por cuestiones de seguridad, para evitar que se pudiera ahogar quien se tragara la tapa accidentalmente. ¿Y sabes el motivo por el cual el cuerpo de cristal del bolígrafo tiene un orificio? Piensa… luego te lo contamos.
  8. El bolígrafo no va lleno de tinta porque esta se expande con el calor, y claro, al contacto con la mano se desbordaría ¡lo tenía todo pensado! ¡increíble!
  9. El bolígrafo BIC forma parte de la exposición permanente del MoMA en Nueva York.
  10. Los primeros bolígrafos solo podían escribir sobre madera o cartón, el papel llegaría después gracias al invento de Ladislao.
  11. El cuerpo de cristal del bolígrafo tiene un pequeño orificio para soportar las altas presiones, por ejemplo, al volar en avión. De esta manera jamás se rompería. ¿Lo habías averiguado?
  12. Para acabar, ¿te atreves a decir la edad del bolígrafo BIC? Esta no te la respondemos, tendrás que buscarlo tú mismo.

 

¿Cómo te has quedado? ¿Conocías estás curiosidades? 

laboticainmobiliaria

LA BOTICA INMOBILIARIA (Francisco Molero González) ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha podido optimizar su sistema de gestión y el contacto con sus clientes a través de su nueva aplicación móvil. Esta acción ha tenido lugar durante 2018. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Toledo”.