facebook

Cómo alquilar tu casa con seguridad

Si te estás planteando poner en alquiler una casa o un piso, puede que te surjan muchas dudas al respecto sobre todo a la hora de asegurarte un inquilino que cumpla con lo pactado en el contrato, que sea respetuoso con el inmueble y no sea un vecino que cause problemas en la comunidad.

Hoy desde la Botica Inmobiliaria te damos unos consejos para ayudarte a tomar la importante decisión de alquilar tu inmueble.

Vivimos una época económica caracterizada por la merma del poder adquisitivo de la mayoría de las personas, lo que provoca que el acceso a la vivienda en propiedad haya disminuido y el alquiler viva un momento de gran apogeo con incremento de precios muy destacados, sobre todo en grandes ciudades como Madrid y Barcelona, sometidas también a la presión del alquiler vacacional de los inmuebles, que influye en el alza de precios.

En nuestra región no somos ajenos a este fenómeno sobre todo en ciudades turísticas como Toledo o Cuenca donde el alquiler turístico reduce la oferta residencial empujando a este a subidas de precio, y a que las tasas de morosidad en este sector hayan repuntado en el último año, con una media en nuestra región de un 2,77%.

He aquí el primer gran miedo de quien quiere arrendar su vivienda ¿Podrá mi futuro inquilino afrontar el pago de la mensualidad? ¿Cómo me puedo asegurar de alguna forma que no tenga problemas en el futuro?

Buscar al buen residente

El remedio para no tener problemas con el arrendamiento de la vivienda es escogiendo al inquilino ideal, obviamente, pero esto cómo se hace.

Revisa su solvencia, deberíamos pedir a nuestro futuro arrendatario al menos un par de nóminas de su trabajo y ver qué tipo de contrato tiene y si es autónomo la declaración del IRPF de al menos dos años, para saber si cuenta con ingresos regulares y calcular la proporción de sus ingresos que dedicará al pago de la renta. Por regla general se valora que superar el 35% de los ingresos al pago de la renta, es poner en apuros la solvencia del inquilino lo que acarreará en el futuro problemas con él.

Ahora bien, solicitar esta documentación por parte de un particular a otra persona, aunque sea con el propósito mencionado, puede que al futuro arrendatario le provoque cierta desconfianza y no quiera aportarlos.

Lo mejor en este caso es confiar en la profesionalidad de una agencia, que como La Botica Inmobiliaria garantizan la confidencialidad y custodia de los datos aportados por el inquilino, haciendo con ellos un estudio de viabilidad y de solvencia, además de tener acceso a bases de datos sobre morosidad en el sector haciendo más fiable el estudio.

Sabemos que el inquilino perfecto no existe, y siempre queda un margen de incertidumbre, pero en la actualidad podemos presumir en La Botica Inmobiliaria de una bajísima tasa de insolvencias reportadas por nuestros clientes arrendadores de inmuebles, con lo que su experiencia con nosotros es muy positiva.

Adaptar el precio del alquiler

Si es la primera vez que alquilas un inmueble, es importante que adaptes el precio al entorno donde se ubica el inmueble si lo que quieres es alquilar pronto, siendo realistas en nuestras pretensiones económicas. Además de acondicionar el inmueble en función de la renta que pretendemos obtener.

En la experiencia del día a día en La Botica Inmobiliaria observamos que muchos inmuebles se pretenden alquilar con unos muebles con demasiado uso, carencias en instalaciones de suministro o deterioro en pinturas por viejas humedades o uso. Por ello cuando realizamos la visita al inmueble del propietario hacemos una inspección de este recomendándole las posibles mejoras a realizar en el inmueble para hacerlo mucho más atractivo.

A la hora de alquilar debemos ser empáticos con el futuro residente y pensar que lo que busca es un lugar acogedor donde realizar lo más importante de su vida. Teniendo en cuenta este aspecto nuestro inmueble puede alquilarse en un tiempo mucho más corto, es lo que nos dice nuestra experiencia de años en el sector.

Cumplir con la normativa de arrendamientos urbanos

Para tener seguridad en nuestra inversión como arrendadores debemos conocer los entresijos de la redacción de un buen contrato, y saber como está regulado por ley este tipo de transacciones, además de conocer nuestras obligaciones tributarias. En este sentido si carecemos de experiencia en la redacción de contratos y lo hacemos de cualquier manera o mal asesorados, estaremos incubando problemas futuros.

En la Botica Inmobiliaria facilitamos este importante trámite ofreciéndote un contrato personalizado con tu inquilino y adaptado a la normativa vigente en el sector, aconsejándote lo más adecuado en cada caso, para que en el futuro no existan problemas de interpretación y la relación inquilino-propietario sea lo más transparente y duradera posible.

Nuestra relación con propietarios e inquilinos no termina con la redacción del contrato y su firma, permanecemos a su lado para la resolución de incidencias ayudándoles y aconsejándoles en todo momento.

Si te has decidido a poner tu casa en alquiler no dudes en contactar con nosotros, en este enlace tienes toda la información que necesitas de nuestro servicio de alquiler con precios ajustados a tu renta: https://www.laboticainmobiliaria.es/arrendador

laboticainmobiliaria